AFA

FÚTBOL ARGENTINO 



Lo que le debe Colombia y Latinoamérica al fútbol argentino




El fútbol tiene dos caras, la del triunfo y la de la derrota; dos tipos de lágrimas, de felicidad y de tristeza. Si no fuera así no tendría sentido. ¿Para qué jugarlo, para qué verlo, si con los triunfos de tu equipo no te vas a alegrar y con las derrotas no te vas a entristecer? Si el fútbol no te despierta este tipo de emociones no es lo tuyo.

En una final es donde mejor podemos ver estas dos caras, porque quedar campeón es la gloria, la felicidad absoluta. Pero perderla, viejo, no debe haber algo más duro, más triste y más amargo, es perderlo todo, es botar todo el esfuerzo para llegar allí a la basura y borrar toda la felicidad que sentiste durante el torneo, es tocar el cielo y que de sopetón te boten al infierno.

Entonces imagina cómo se deben sentir los argentinos. Ver a llorar Messi tras perder su cuarta final con Argentina fue como ver llorar a un país al que no le gusta el fútbol sino que lo vive, lo lleva en sus venas y en su cultura. Si perder una final es duro, perder cuatro se debe sentir como una condena a la amargura, como que la felicidad no es para ti. Y si no te entristeciste al ver a ‘la pulga’ destrozada debes tener por corazón un pedazo de piedra y ser indiferente al sufrimiento ajeno.

Si apoyabas a Chile en la final por una razón distinta  a la de querer ver perder a Argentina no te lo discutiré. Pero si te alegraste por la derrota de la albiceleste y eres de los que siempre quiere ver perder a Argentina debo decir que eres un malagradecido, y te haré saber por qué.

Para empezar el técnico de la selección Colombia es argentino, aunque sea por un poco de respeto o de agradecimiento (porque él le dio a esta selección el status que había perdido) comparte la tristeza que debe sentir, o por lo menos no te alegres de ella.

Antes de Pékerman parecía que la selección nunca clasificaría a un mundial porque todos nuestros técnicos no daban la talla, no había nadie en nuestro país que nos llevara al triunfo. Eso llevó a plantear una solución: había que traer un técnico extranjero, y qué mejor opción que mirar a la tierra que tanto le ha dado al fútbol, que tanto le dio a Colombia y a América, Argentina.

No se puede discutir todo lo que el fútbol argentino ha enriquecido al colombiano, por todos los jugadores y técnicos que han pasado por nuestros clubes, por todo lo que nos han enseñado. Si eres hincha Millonarios, la época más gloriosa de la historia de tu club fue escrita por argentinos; si eres de Santa Fe, tu ídolo calvo y el único técnico que les dio un triunfo internacional son argentinos; si eres del América su historia no sería nada si no fuera por argentinos. Y no me detendré en ejemplos porque no acabaría.

Las cosas no paran ahí. Los jugadores colombianos de la última década más importantes aparecieron en el plano internacional aprendiendo en Argentina. James, Falcao, Yepes, Iván Ramiro Córdoba, Juan Pablo Ángel, y todos le han aportado a la Selección Colombia. Por muchos años la única forma de que un futbolista colombiano llegara a Europa era que pasara por Argentina.

Y echa un vistazo a todas las selecciones sudamericanas, la mayoría tienen técnicos argentinos. ¡El técnico de Chile es argentino! Y con quien ganó la Copa América el año pasado también. En todas las ligas del continente hay jugadores argentinos, todos los clubes deben tener aunque sea un ídolo argentino.

Argentina es una tierra de fútbol que nos ha aportado a todos, nos ha enseñado, nos ha enriquecido. El fútbol colombiano y latinoamericano no sería lo que es si no fuera por ese país.

La influencia de los argentinos ha sido tal que hasta vivimos el fútbol como ellos, cantamos sus cánticos, usamos su jerga futbolera, nos expresamos en los estadios como ellos. Incluso seguimos su mal ejemplo de la violencia (no todo lo que nos han aportado ha sido bueno). Ellos han sido referencia para el continente, mentores. Para mí es una hipocresía o inconsciencia despreciar a los argentinos. Ten un poco más de respeto y no celebres sus tristezas.

Escrito por @Luchin0777
Columnista TodoDeportes Colombia





--------------------------------------------------------------------------------------























































































Comentarios