Homenaje al Tigre Falcao

Radiografía: Radamel Falcao



Aun lo recuerdo, era la noche del 31 de agosto del 2012, Chelsea, quien venía de ganar la champions league de la mano de Roberto Di Matteo al Bayern Múnich de Jupp Heynckes, disputaba la final de la supercopa de Europa ante un imbatible Atlético de Madrid que llegaba con su título de europa league luego de vencer al Athletic Bilbao.
El entorno jugaba su parte, el ambiente nos decía claramente que el encuentro que venía iba a ser inédito, uno de los estadios más representativos en europa, el campo Stade Louis ll en Mónaco recibía a los dos mejores equipo del viejo continente en la temporada 2011/2012.
Atlético de Madrid dirigido por el “cholo” Simeone haría historia gracias al excelente trabajo táctico y técnico de sus dirigidos, pero en especial de una figura, de un Colombiano, un  verdadero cazagoles, el “tigre” Radamel Falcao García, ese desbordante delantero de área que olfateaba la posición de gol, aquel que llenaba ese vacío de ilusión de un país que empezaba a ver en el  la esperanza de volver a la época dorada del futbol colombiano. Verlo era especial, deslumbraba con habilidad goleadora, sus movimientos, su claridad y certeza hacían de el un jugador compacto y agradable de ver. Tal era su perspicacia para jugar que aquella noche marco un hat-trick, nada más ni nada menos que al Chelsea, quien lo creyera,  un colombiano, nacido en santa Marta,  criado en las inferiores de River Plate y con fastuoso paso por el Porto, marcaría un hito para el futbol colombiano y europeo y en general para su carrera profesional.
Todo esto fue color de rosa, esas temporadas fueron excepcionales. Pero ahora vamos al presente, donde todo se oscurece, su carrera se vio opacada por un infortunio que lo alejo del mayor sueño de un futbolista, poder disputar una copa mundial de futbol, de entrada esto ya es frustrante, además tuvo que pasar por momentos de desubicación luego de no saber en qué club seguiría su carrera de jugador.
Por desgracia y basados en lo anterior, el presente de Falcao marcha por la delgada línea lúgubre en la que nunca quisiera caer un jugador. Su actualidad no es la mejor, incluso se ha llegado a especular de una manera sensacionalista y molesta  que es el fin de su carrera, un comentario que estoy seguro que a ninguno de los colombianos les es de su agrado.
Ese delantero de área hoy esta reducido en sus capacidades, aquel que como un tigre se pasaba bordeando la zona de peligro esperando el momento de zambullirse entre la defensa y atacar para sorprender con sus fulminantes embestidas en el momento indicado, hoy está perdido. Se le nota desconcertado, ansioso e impotente por sus malos resultados. Tiene problemas técnicos y tácticos, su posición en la cancha no es clara y mantiene uno de los problemas más graves en la vida de un goleador de tan alta magnitud como lo es Falcao, no poder anotar, el arco se le ha cerrado, su presa, el gol ha encontrado la manera de escabullirse de las pies del tigre.
Podemos barajar varias opciones, como su lesión, el equipo o su relación con el entrenador, pero más allá de acercarle el problema a alguna de estas variantes, debemos reconocer que Falcao no es el mismo, que su futbol no es igual, en una sola palabra esta desubicado.
Pero estos no son motivos para caerle con el peso de la crítica, debemos mantener la esperanza, cada derrota debe ser el fortalecimiento de la siguiente batalla, cada tiro errado debe ser la huella para dos anotados, hay que apoyarlo a distancia, su suplencia no significa su ocaso, y su titularidad su éxito, habrá que ser pacientes y esperar que esta desafortunada temporada se termine de consumir. Sabemos que del Manchester United debe salir y que la selección Colombia será su gran oportunidad para recuperar ese nivel al que estábamos acostumbrados, su futbol debe mejorar claro está, y sus ganas deberán volver, el nombre de Falcao renacerá entre la penumbra, de eso hemos de estar seguros.
Sus números no podrán ser buenos, sus actuaciones no serán las de antes pero allí en la paciencia del tigre se encuentra esa chispa que lo llevo a marcar goles tan valiosos y únicos como los que marco en aquella noche de Mónaco.
No dejemos de verlo y no nos desesperemos por si es suplente o no anota, su nivel pronto será  alto y sea Juventus, Mónaco, Madrid, Valencia el equipo donde termine habrá que seguir los pasos de Falcao, un tigre que en su ambiente de futbol no se cansara de seguir a su mayor presa: el gol.

Escrito por
Norbey Danilo Muñoz

@NDMC98

Columnista TodoDeportes Colombia

Comentarios