Costa de Marfil, campeón de África tras 22 penaltis





La selección de Costa de Marfil conquistó el título de la Copa de África de Naciones (CAN) al imponerse en la final a Ghana en la tanda de penales (9-8), después de que el tiempo reglamentado termine con empate en cero, esto domingo en Bata, Guinea Ecuatorial.
Es el segundo título para los Elefantes marfileños (el primero fue en 1992), pero siguen sin marcar un solo gol en las cuatro finales que ha disputado (perdió en los penales en 2006 y 2010), mientras que Ghana se queda con cuatro títulos, a tres de Egipto, el equipo más laureado del continente.
En un partido sin grandes ocasiones de gol, el veterano arquero marfileño Boubacar Barry, que jugó por la lesión a última hora del titular Sylvain Gbohouo, se convirtió en el héroe de su país, al detener un penal decisivo e inmediatamente después marcar el lanzamiento que dio el título a Costa de Marfil.
Como suele pasar en las finales de grandes torneos, el juego no fue vistoso entre dos equipos que tenían más miedo a perder que ganas por buscar la victoria. Los marfileños comenzaron dominando, pero sin traducir ese dominio del juego en ocasiones, mientras que los ghaneses se dedicaron a aguantar al rival.


Por quinta vez en las últimas nueve finales continentales, el título se decidió desde los doce pasos. La tanda de penales fue surrealista. Los marfileños fallaron sus dos primeros lanzamientos, curiosamente de sus dos estrellas: Wilfried Bony y Gervinho. Pero cuando parecía que Ghana estaba a un paso del triunfo, Afriyie Acquah y Frank Acheampong fallaron y el arquero marfileño Boubacar Barry se lesionó festejando.
Ambos equipos no fallaron en sus siguientes lanzamientos y el título se decidió cuando Barry, rengueante y atendido en varias ocasiones por el médico, detuvo el disparo del arquero ghanés, Brimah Razak e, inmediatamente después anotó el tanto que dio el triunfo a su país, en el lanzamiento 22.

Comentarios